Aire Carburador

Los vehículos más antiguos con carburador, normalmente usan un filtro de aire cilíndrico, de una altura de unos pocos centímetros y con un diámetro entre 20 y 60 centímetros. Para su instalación, el filtro se sitúa sobre el carburador o el cuerpo de la válvula de aceleración, normalmente se ubica en un contenedor de metal, o de plástico, que puede tener un conducto para proveer aire entrante frío o caliente, asegurado con una cubierta de plástico. Estos medios filtrantes de celulosa impregnados de resinas polimerizadas le permiten ser trabajados en condiciones de máximas velocidades, asegurando una memoria de plisado alta con sistemas de separadores de pliegues y terminales de plises dosificados con adhesivos.